Seguinos en

El problema no es el productor

Compartimos un análisis con placas realizado por la Asociación de Productores Rurales de Marcos Juárez en donde se evalúa el valor de referencia del producto en la góndola y la participación que recibe el productor en el esquema.

En cuanto a las carnes, el kilo de asado en un mercado de la ciudad cotiza a $639,99, el productor recibe $153,33 por kilo vivo, lo que significa un 23,95% del costo al mostrador.

El kilo de pan se puede conseguir a $118,33, mientras que el productor recibe $19.8 por kilo de trigo producido, un 16,73% de la torta o de la flauta.

 


La leche (y a gran precio) podes encontrarla en los mercados de Marcos Juárez  a $ 49,50, mientras que el tambero lugareño recibe $15,10 por cada litro de leche que ordeña, representando esto un 30,50% de lo que se expresa en las bateas de los mercados.

 

Por último, en los mercados podes encontrar el kilo de polenta a $158, siendo que el productor maicero percibe $17 por cada kilo producido, lo que significa un 10,75% de la tradicional marca que se cocina en 1 minuto.

Vale la pena acotar que en cada ejercicio se deben descontar los costos que genera cada actividad productiva y que si sumamos los cuatro ítems en cuestión, el promedio arroja un 20,48% del precio de los productos en las góndolas