Seguinos en

Se celebra el Día del Ingeniero Agrónomo y del Médico Veterinario

Desde el 6 de agosto del año 1959, se celebra el día del Ingeniero Agrónomo y del Médico Veterinario, en conmemoración a que en esa fecha pero en 1883 se dictó por primera vez en la Argentina la carrera de Agronomía en la Escuela Agrotécnica y Veterinaria “Santa Catalina”.

La entidad que agrupa a los ingenieros agrónomos en nuestra ciudad es el Círculo de Ingenieros Agrónomos de Tandil y su actual presidente, el Ingeniero Agrónomo Guillemo Martignoni, destacó la importancia de la institución y la profesión, “la gente del Circulo tuvieron el honor de ofrecerme el cargo, así que acepte y asumí en diciembre de 2019, también estoy trabajando en el Consejo de la Estación Experimental de Balcarce, de manera que continúo con la actividad. Este aniversario nos encuentra en una situación especial con esta pandemia, donde si bien el campo no ha parado porque es una actividad esencial, la profesión y las actividades se han visto afectadas, sobre todos los que andan en actividades que deben cumplir un protocolo”.

También señaló que “en cuanto a la parte productiva no se ha visto afectada, mas bien todo lo contrario. Y particularmente en nuestra profesión, este momento le exige una permanente actualización en todo lo que es protocolo y también adecuarse a la realidad social y productivo que esta muy comprometida con sus respectivas exigencias”.

“En nuestra profesión, la revolución tecnológica que se inició,  y es la llamada ‘Revolución 4.0’ esta cambiando el mundo, nos cambia la vida, la forma de pensar y de ver las cosas, donde el grado de interconexión es total, a lo que se suma la inteligencia artificial. Todo esto trae cambios y nos exige otra aptitud y actitud a nivel profesional que debemos estar atentos, y mas con nuestra profesión que tiene que ver con la producción de alimentos. en momentos en que el consumidor exige mas en la inocuidad y calidad de alimentos. Nosotros como profesionales debemos dar una respuesta a todo esto”.


Referido al plano local de la institución Martignoni expresó “En el caso de Tandil nuestra institución pertenece a una conquista que hemos tenido los ingenieros agrónomos de la provincia con la consolidación del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales de la Provincia de Buenos Aires (Ciafpba). Luego de una larga lucha de colegas nuestros, esto se logró a partir del año pasado y que hoy es una realidad, y que va ampliando su base de afiliados. Aclarando que la afiliación no es por un tema corporativo, sino la necesidad de agruparse para capacitarse, y para estar mejor preparados para enfrentar lo que viene, para ser mejores profesionales, para atender mejor la demanda social”. 

A lo que agregó “En el caso de Tandil hay mas de 300 ingenieros agrónomos, y afiliados al circulo son aproximadamente 120. En el Colegio, en toda la región son mas de 500, y 2500 afiliados en toda la provincia, El Ciafpba esta dividido en 4 zonas, Tandil pertenece a la región sudeste con los todos los partidos de alrededor de nuestra ciudad y mucha importancia por la actividad agro-industrial”.

En cuando a la actividad que desarrolla el Circulo, indicó que “Algo que nos interesa y en lo que estamos trabajando mucho, es en la integración con otras profesiones y con otros ámbitos de la ciencia y la tecnología. Hoy los problemas se resuelven con una mirada muy amplia e interdisciplinaria y esto nos exige una integración, por lo que como Circulo participamos de varias mesas de instituciones de Tandil. Es una satisfacción poder integrarnos con las distintas cámaras de trabajo como son la Cámara Empresaria, la Cámara Agroindustrial, el Cluster quesero, las cooperativas, la mesa Agropecuaria Intersectorial, entre otros. A partir de esta integración local y regional, estamos organizando y lanzando el año que viene un proyecto muy ambicioso que es una red formación de ingenieros agrónomos con una sólida capacitación y conocimiento para resolver los problemas que se presentan”. 

Para finalizar destacó “que como ingenieros tenemos una licencia social para producir, pero tenemos que hacerlo muy bien. Producir sin afectar el medioambiente, entender que somos responsables del ambiente productivo donde estamos trabajando, y eso lo llevamos desde que nos metemos en la carrera y es algo que se lleva hasta el final. Y también tenemos que tener conciencia de la consecuencia de la actividad. Esto significa tener indicadores de que pasa cuando entramos a una actividad, y que pasa cuando salimos. El ingeniero agrónomo debe contribuir a la sostenibilidad económica, social y ambiental como premisa. A todos los colegas y a nuestros primos hermanos que son los veterinarios un saludo grande en este día”.