Seguinos en

"Que no tengamos una Dirección de Lechería es muy lamentable"

La firma "El Viejo Ceibo S.A.", perteneciente a los hermanos Meli, tiene 70 años de vida y es dueña de un tambo ubicado muy cerca de la localidad tandilense de Gardey. Su presidente, Matías Meli, -quien también se desempeña actualmente como presidente de la Sociedad Rural de Tandil- dialogó con EL CHACARERO.

El emprendimiento familiar, manejado por dos de los cuatro hermanos, tradicionalmente se dedicó a la cría de vacas de raza Holando-Argentino, pero por cuestiones comerciales fueron incorporando otras razas, cruzando con Jersey e inseminando con Frison.

Cuenta con 350 vacas en ordeñe y proyecta llegar a 500. Del predio de 400 hectáreas, un 80% están destinadas al tambo. En las restantes, se dedican a la agricultura, sembrando girasol, soja y algo de trigo, aunque la idea es utilizarlo por completo para el tambo.

"Hoy en día tenemos un 60 por ciento del rodeo que es Holando y un 40 por ciento que ya estamos en cruza. Así que, creemos que aproximadamente en dos años vamos a estar prácticamente con el 100% del rodeo cruza", aseveró.


Meli subrayó que los beneficios de la cruza entre las Jersey y las Holando se nota en que "es un animal más chico, con menos problemas de patas, que puede caminar mejor. Es un animal que produce menos litros de leche pero más kilos de grasa y proteínas", lo que es requerido en producción quesera.

En cuanto a la alimentación, el productor indicó que "en esta época es a base de alfalfa alfalfa grupo 6 y alguna pastura consociada. Después estamos con un silo de maíz y balanceado en la sala de ordeñe"

El establecimiento, en época de verano, está produciendo 6.800 litros, lo que significa "prácticamente un piso de la producción de leche porque hemos llegado a estar produciendo 9.000 litros. En otoño y en primavera son los picos máximos de producción de leche".

"La lechería no está pasando uno de los mejores momentos. Creemos que esto se tiene que revertir. Es un alimento principal así que, creemos que tiene que seguir por un buen camino. Estamos teniendo dificultades de precios y de políticas. Recordemos que estuvimos casi un año y medio sin un Director de Lechería nacional y sin director de Lechería provincial", rememoró y puso de relieve que eso ocurre cuando "el 80% de la leche que se produce en mi país, se produce en la provincia de Buenos Aires".

"Que no tengamos una Dirección de Lechería es muy lamentable y lleva a que no tengamos políticas claras en lechería". manifestó.

Agregó que "hace 70 años que la empresa se dedica a la lechería y somos bastante 'porfiaditos', así que vamos a seguir insistiendo para seguir produciendo leche. Los campos de esta zonas son muy buenos y muy aptos para producir leche".

"Un tambo no se hace de un día para el otro. No es como sembrar soja o maíz. Y una vez que se cierra, no se abre más. Creemos que esto se tiene que revertir. Hoy en día estamos con menos vacas en ordeñe y hemos destinado algunas hectáreas a agricultura para poder equiparar los números del tambo. Pero la idea es poder llegar a producir el 100 por ciento de las hectáreas en leche", reiteró.

Por último, expresó que otro tema de preocupación es el del valor de la leche: "Estamos a 10 del mes y no sabemos lo que vamos a cobrar la leche de febrero. La leche de febrero la estamos cobrando el 10 de marzo y ahí recién vamos a estar sabiendo cuánto nos van a pagar".

Si bien se especula que en febrero tendría un aumento de alrededor de 1 o 1220 pesos por sobre los 22,80 que se pagó en diciembre, Meli sostuvo que según su apreciación, el precio debería rondar los 26 y 27 pesos por litro.