Seguinos en

Aumentó el consumo de derivados lácteos durante el aislamiento social

El incremento se debe principalmente al mayor consumo de leches no refrigeradas, mantecas y dulce de leche, el sector registró un volumen de ventas superior en un 4,6%, contra el mismo período del año anterior.

En un estudio realizado por el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA), indica un incremento en el consumo de los productos lácteos en los primeros meses del año.

 

Venta de Productos Lácteos en el Mercado Interno:


La información proviene del Panel de industrias lácteas establecido a partir del relevamiento coyuntural de la Resolución 230/16 e información histórica de la Resolución 7/14, ambas de la SAGyP. Los valores se expresan en toneladas y miles de litros, dependiendo del tipo de producto. La conversión a litros de leche equivalente se realiza con los coeficientes establecidos en la Disposición 1/2018 de la DNL-MPyT.

En el cuadro se observa un volumen de ventas superior en un 4,6% en productos y 2,3% en litros de leche equivalentes respecto a igual período del año anterior (3,8% y 1,4% respectivamente a igual cantidad de días).

Si procedemos a analizar la evolución de las ventas mes a mes, y lo hacemos por la unidad de medida comparable que son los litros de leche equivalentes (litros necesarios para producir los productos elaborados), vemos que en enero las ventas cayeron 5,3%, en febrero 2,7% (a igual cantidad de días), subieron 7,6% en marzo, y 5,7% en abril, claramente las dos últimas cifras se correlaciona con las denominadas compras de pánico ocurridas en la segunda quincena de marzo e inicios de abril. Ya se ve un menor crecimiento en abril y según los datos disponibles, en mayo y lo que va de junio, las ventas retomaron un ritmo similar al que presentaron a principios del año (información de Consultoras de Mercado Interno e Industrias Lácteas consultadas por OCLA).

Como ya lo venimos indicando en informes anteriores existe una caída importante en las ventas de los productos con mayor valor agregado y/o unitario, tales como yogures (salvo bebibles de litro), flanes y postres, leches saborizadas y quesos de pasta semidura o muy alta humedad. Producto de las compras para stock familiar y por los controles de precios, se visualiza un incremento significativo en las leches no refrigeradas y una situación similar en manteca, dulce de leche, quesos cremosos y yogures bebibles de litro.

En base al Balance Lácteo estimado por OCLA a abril del 2020 surge un consumo total del 1,8% superior al año anterior, el consumo per cápita para el 1° cuatrimestre del 2020 es de 56,9 litros/habitante de leche equivalente, que anualizado arroja un valor de 184 litros, 0,9% por encima del registro del año 2019, y de 182 litros, igual al año anterior, si consideramos la misma cantidad de días para ambos cuatrimestres. Las cifras que arroja la metodología del Balance Lácteo son muy similares a las de ventas totales del cuadro superior (Resolución 230/16).

 

Respecto a los datos que captura la Resolución 230/16 es el de aquellas empresas que muy probablemente hayan incrementado sus ventas en los meses de pandemia/cuarentena y las industrias que han sufrido fuertes caídas en sus ventas (incluso algunas que dejaron de procesar) no estén registradas ni en el período previo ni durante la cuarentena y por lo tanto estas cifras pueden indicar un nivel de ventas superior al real de todo el mercado (100% de la leche procesada y comercializada en el mercado doméstico).

Otro dato relevante, corresponde a leches no refrigeradas ya que en la muestra hay una empresa con datos completos en el período ene-abr 2020 pero que no cuenta con datos completos en el cuatrimestre del año anterior.

Gráfico1: evolución mensual de las Ventas en el Mercado Interno por grupo de productos

 

Gráfico 2: evolución de las Ventas en el Mercado Interno en base a productos totales y tomando como Base = 100 enero de 2018

elaborado por el OCLA con información de INDEC y DNL-MAGyP