Seguinos en

La carinata argentina hace su ingreso en suelo galo

Saipol, el principal productor europeo de biodiesel, anunció que acaba de recibir en sus instalaciones de Rouen, Francia, el primer embarque de granos de Carinta procedente de Argentina.

 

La semilla oleaginosa es utilizada en el país sudamericano como un cultivo de cobertura y será procesada por Saipol, la principal subsidiaria del grupo agroindustrial francés Avril, para elaborar combustibles renovables

Al ser utilizada como materia prima para elaborar biocombustibles, la carinata conduce a una reducción sustancial de la huella de carbono respecto a los combustibles fósiles, aseguraron desde Nuseed. Desde la compañía, afirmaron que la menor huella ambiental fue confirmada por una auditoría independiente de SCS Global y la certificación de la Mesa Redonda sobre Biomateriales Sostenibles (RSB).


«Los factores que contribuyen a la excelente reducción de gases de efecto invernadero (GEI) de Carinata en uso incluyen su alta retención de biomasa y carbono de la atmósfera al suelo, así como el hecho de que se cultiva en rotación con otros cultivos y no requiere tierras de cultivo adicionales», publicó Oils&Fats International citando palabras del director ejecutivo de RSB, Rolf Hogan.

Nuseed agregó la carinata a su cartera global de productos en noviembre de 2019, luego de un exitoso proyecto piloto en Argentina. La compañía es una subsidiaria de propiedad total de la compañía australiana de químicos agrícolas Nufarm, con sede en Melbourne.

Fundada en 1983, el enfoque principal de Avril es el desarrollo económico de los productos de semillas oleaginosas y productos proteicos. En 2014, Avril procesó la mitad de las semillas de colza y girasol cosechadas en Francia.

 

¿Qué es la Carinata y para que se emplea?

 La Brassica Carinata es uno de los cultivos nuevos que ya se está sembrando en la Argentina. Es una semilla sustentable compuesta por un alto contenido de aceite que no es comestible, pero sus cualidades son óptimas para la elaboración de biocombustible apto para aviones y para la fabricación de harina alta en proteínas para la nutrición animal.

Además, esta planta proporciona beneficios para la reducción del carbono ya que mejora el suelo gracias a su gran capacidad para convertir el dióxido de carbono de la atmósfera y almacenar carbono en el suelo. También colabora en la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) al ser utilizada como materia prima para biocombustibles. Sumado a esto, esta planta no necesita utilizar tierra adicional cuando se siembra como un cultivo de cobertura fuera de temporada.

La firma responsable de introducir carinata en el país es la empresa Nuseed, que forma parte del grupo australiano Nufarm. La red de ensayos ya ocupa 1.500 hectáreas en Santa Fe, Entre Ríos y el norte de Buenos Aires.

 

FUENTE: BIOECONOMIA.INFO