Seguinos en

Las emisiones de gases del efecto invernadero y las actividades responsables

Es recurrente plantear el tema de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) vinculado al cambio climático y con una directa conexión con las actividades ganaderas, producción de carnes o lácteos.

Existen numerosas fuentes de información sobre la participación de los responsables de las emisiones, sea tanto en donde se originan (países o regiones) como los distintos sectores que las provocan.

De ellas surge que entre el 78/85 % de las emisiones de GEI se producen en China, el resto de Asia, Unión Europea, Estados Unidos e India y también hay coincidencia en que globalmente los sectores vinculados a la energía y uso de combustibles fósiles son responsables del 72/75% y se atribuye a la agricultura, forestación y uso del suelo entre un 15 y 18 % de las emisiones totales y los últimos datos de FAOSTAT marcan un 12/13 % de las emisiones como de origen agrícola.

Lo que no se aclara en casi ninguna de las fuentes es que el sector agrícola fija o secuestra carbono (CO2) por medio de la fotosíntesis realizada por cultivos, pasturas y forestales y con ello obtiene un balance de carbono que, para el caso de Argentina, trabajos realizados por el ingeniero E. Viglizo dan cuenta de un balance de carbono positivo, esto es la fijación o secuestro de CO2 es mayor a las emisiones que se producen.


En 2019 el doctor Viglizzo presentó información resumida donde muestra claramente el balance de carbono en Argentina y cómo las actividades del sector rural le pasan un crédito de carbono al resto de los sectores que emiten GEI. 

Hay que trabajar denodadamente en la reducción de emisiones y en el aumento del secuestro de CO2 en todos los sectores e implementar las prácticas necesarias para obtener un balance de carbono positivo, pero hay que diferenciar los señalamientos mal intencionados sobre las actividades agrícolas y ganaderas a las que se responsabiliza de provocar el cambio climático por cuestiones estratégicas y comerciales de actividades que compiten en el mercado de alimentos.

El doctor Jason Clay (WWF) planteó hace unos años la necesidad de realizar los cambios en los sistemas productivos para lograr seguridad alimentaria global de cara a los 10 mil millones de habitantes en el 2050 y ser sustentables. Intensificación sustentable y mayor eficiencia en todos los procesos productivos serán la clave para poder lograrlo.