Seguinos en

Con los precios de los quesos “planchados”, a las pymes lácteas se les abrió otro frente

Los precios de quesos en fábrica siguen “planchados”, e incluso hubo algunas leves bajas en el segmento de quesos blandos, según un informe al que accedieron nuestros colegas de TodoAgro. La medida de fuerza que decidió Atilra agrava la situación del sector y hubo repudio de Apymel.

Un relevamiento con datos al 6 de julio de 2020, que periódicamente realiza un sector de pequeñas empresas lácteas -al que accedió TodoAgro- concluyó en que el precio promedio del queso cremoso, fue de $201,29 ($210 máximo y $195 mínimo), el Por Salut $245,20, la barra promedió $267,43, la Mozzarella $262,50, el sardo fresco, $341,50, el Holanda $368,33, y el Sardo estacionado se vendió a un promedio de $455 (con una banda de valores que fueron de $451 a $459).

Estos valores comparados con el mes anterior dan una caída del 1,7% para el queso cremoso, de un 0,9% para el sardo fresco y una leve suba del para la barra del orden del 0,3%.

Cabe destacar que en la comparación internanual, los precios de los quesos perdieron fuertemente contra la inflación, cuyo aumento fue del 43%.


La misma medición a la que accedió TodoAgro, indica que el aumento de inicios de julio de 2020 contra los precios de inicios de julio de 2019, dan un aumento del precio del queso cremoso del 12%, la barra aumento en un año el 15,1% y el sardo fresco un 25,6% lo que evidencia el severo retraso que tienen los precios de quesos en fábrica.

Javier Baudino, vicepresidente de Apymel indicó que en el contexto de la pandemia “el consumidor por el momento sigue recibiendo el producto y en estos momentos devaluado, ya que los valores de venta de fábrica están igual o en muchos casos por debajo de los precios del año pasado. El daño por la falta de actualización de precios que estamos teniendo es muy grande”, enfatizó.

A la vez, Baudino cuestionó el accionar gremial en las redes y mandó un mensaje elíptico a los productores: “Las empresas quedan totalmente solas y expuestas a la acción gremial, que no les importa el daño que le causan. El productor por ahora no lo nota, porque la industria hace el mayor esfuerzo para tratar de retirar la leche, pero si esto en alguna empresa impacta al tal punto de no poder procesar en algún momento no se podrá retirar la leche”.

Repudio de Apymel a la medida de fuerza de Atilra

La Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel) repudió y rechazó enfáticamente las medidas de fuerza llevadas a cabo por la Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea de la República Argentina (ATILRA) que ha decidido pedir a los trabajadores a abstenerse de trabajar y de realizar horas extras a partir de las 0 horas del jueves 9 de julio, hasta las 24.00 horas de este domingo 12 de julio.

El comunicado enviado por Apymel a la redacción de TodoAgro, destaca:

La grave crisis del sector industrial en general y de la industria láctea en especial generada por la pandemia COVID – 19 nos ha puesto en una situación límite que no nos permite discutir incrementos salariales.

Las medidas adoptadas sólo agravan la situación generando un mayor perjuicio, no sólo a las industrias y a sus trabajadores sino también a los productores y al público consumidor en general.

Entendemos la difícil situación que atraviesan los trabajadores y el esfuerzo por ellos realizado, pero esta misma difícil situación la padecen también las Pymes lácteas que han sido las más afectadas a pesar de lo cual siguen manteniendo los puestos de trabajo.

Tenemos el firme convencimiento de que la actual crisis sólo podremos superarla si trabajamos todos juntos, sin conflicto. Si así lo hacemos, saldremos adelante, de la misma manera en que lo hemos hecho en otras oportunidades.

En tal sentido, reiteramos nuestro total y absoluto repudio a las medidas adoptadas que podrían afectar la normal recolección de leche, su industrialización y el posterior abastecimiento.

 

FUENTE: TodoAgro